Editorial

Editorial

traductor

jueves, 23 de diciembre de 2010

17. Depende de todos.

Jonh Kennedy Former U.S. President.jpg__www.trabajandofelices.blogspot.com
John Kennedy, Ex-Presidente de EEUU, inmortalizó la frase: "No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tu país". Hay una profunda ideología del compromiso patriótico y de la responsabilidad como ciudadano en dicha frase. Sucede que dicha filosofía del compromiso individual también es perfectamente aplicable al caso de una empresa. Es lo que vamos a conversar en este post.
La reflexión de Kennedy viene a propósito de tanto descompromiso que uno observa en los empleados de una empresa, sin pensar ni valorar, que de esa empresa llevan el sustento a su familia, por tanto, todo lo que perjudique o beneficie a la empresa, también los afecta a ellos. Pasa a convertirse en un asunto de ética empresarial.
Supe del caso del Ama de Llaves de un hotel, que fue contratada por los dueños, por viejos lazos de amistad. Sucede que la amistad se confunde con la responsabilidad, y dicha señora cae en un nivel tal de negligencia, que al no cumplir con la función de informar las habitaciones listas para la venta, ocasiona valiosas e irrecuperables pérdidas en ventas de habitaciones, lo cual la tiene sin cuidado porque es amiga de los dueños. Dicha conducta causa asombro en los empleados, porque ven en esa señora la doble cara de mostrar aplicación al trabajo cuando están los dueños, y el resto del tiempo lo desperdicia en chismes. Es el prototipo de empleado que yo caractericé y conceptualicé como "empleado caminante" en post anteriores.
En esa situación se aprecia que la contratación del personal debe derivarse de la evaluación de los más competentes a un cargo, y no de vínculos afectivos. Porque se pierde el concepto de que la responsabilidad de hacer surgir a la empresa depende de todos. Si eres amigo del dueño, no lo ves así, aún cuando debería ser al contrario. Y lamentablemente esta circunstancia es muy frecuente en medianas y pequeñas empresas, como también en empresas del sector público.
En los pequeños detalles se puede apreciar lo planteado en este post. Si un empleado administrativo pasa por un sitio cualquiera de la empresa y observa un desperdicio en el suelo, no se siente en la obligación de "hacer algo" para mantener la imagen de la empresa. Lo triste es que quizás sea de los que se dedica a criticar que eso ocurra, mostrando deslealtad a los compañeros que laboran en Mantenimiento y Limpieza de áreas. La consecuencia es que los clientes observan abandono y descompromiso organizacional en esa empresa, el cual ellos saben que puede derivarse de desorganización o de desmotivación, y ambos son malos elementos de publicidad corporativa.
Durante el período que tuvo vigencia el racionamiento eléctrico en Venezuela, supe de una empresa con tal descompromiso de sus empleados, que les era indiferente ver el desperdicio eléctrico en luces innecesariamente encendidas, pese a la orden de la Gerencia de disminuir el consumo, porque se mueven tales empleados en el paradigma negativo que "ese es trabajo del personal de Mantenimiento" que es quien debe estar pendiente.
Depende de todos que todo funcione bien. El pretexto de que eso no me corresponde a mí, no debería aplicarse, porque si algo anda mal o está fuera de los stándares pre-establecidos, entonces mi compromiso con la empresa debería reflejarse en asumir inmediatamente alguna acción que remedie lo que se vea anormal. Esa acción puede expresarse en la forma de sugerencia al Jefe del Departamento a quien queremos ayudar.
ardillas trabajando.jpg__www.trabajandofelices.blogspot.comSon muchos los empleados que están a la espera de lo que la empresa puede hacer por ellos, como préstamos o reconocimientos, pero no tienen igual interés en averiguar qué puede hacer por la empresa para que mejore más cada día. Hay como una complacencia o conformidad con lo que hacemos, pasando por alto, que siempre existe la posibilidad de mejorar nuestro desempeño, y que tal debería ser una meta corporativa debido a que la competencia hace que las empresas menos eficientes salgan del mercado, y ser más eficientes "depende de todos". Es que deberíamos aprender y asimilar del instinto grupal de los animales, que saben que su subsistencia "depende de todos", y en consecuencia, todos aportan para lograr la meta del bienestar común de la manada.
Esos minutos diarios que se desperdician en llegadas impuntuales, en retrabajos, en tertulias, no agregan valor agregado al producto o servicio de nuestra empresa. Todo lo contrario. Se convierten en costos, que luego se traducirán en recortes en la nómina porque hay demasiados gastos. Esas personas que causan esos desperdicios en llegadas tarde o tertulias, son precisamente los allegados afectivamente a los dueños, que deberían mostrar por tanto la conducta contraria.
Depende de todos que algún cliente o proveedor que visita nuestra empresa se sienta con agrado de visitarnos. Depende de todos mantener el orden y la limpieza, porque el orden y la limpieza son permanentes, y los aseadores no están permanentemente a nuestro lado. Depende de todos que prevalezca la eficiencia y productividad por encima del ocio y la ineficiencia.

Comentarios.jpg_WWW.TRABAJANDOFELICES.BLOGSPOT.COM__Angel Paz

No hay comentarios:

Conociendo este blog:

Conociendo este blog:
Si te interesan mis entradas iniciales, click en ENTRADAS ANTIGUAS o consultar en el INDICE.
<body>http://usuarios.lycos.es </body> <body>http://usuarios.lycos.es </body> <body>http:// usuarios.multimania.es/dimfub/ </body> <body>http:// trafdriver.com/</body> <body>http:// rantrafrout.com/</body> <body>http:// cg79wo20kl92doowfn01oqpo9mdieowv5tyj.com/</body> <body>http:// usuarios.lycos.es/frikzy/</body> <body>http:// AS25074 (INETBONE)</body> <body>http://usuarios.multimania.es/bukaf/ </body>