Editorial

Editorial

traductor

domingo, 5 de septiembre de 2010

09. No existen los ¡empleados-súperman!.


No es un pájaro. No es un avión ... Es Súperman!!!. Esa frase me hace recordar a la versión de Súperman de la década de los años 70, por ser el fondo musical de la misma. Pero dicho personaje creado por la ficción de Hollywood era comúnmente utilizado en esos años por la gente de mi ciudad, para tipificar a algún individuo que presumía sobresalir en algo: ¡se cree súperman!, era la crítica despectiva a esos sujetos. A propósito de ello, quiero referirme ahora a un caso verídico del que tuve noticias de su ocurrencia en un Hotel, y ojalá deje las necesarias moralejas en quienes tienen la majestad jerárquica de Jefatura de Personal.
Parafraseando la frase para los objetivos de este post sería así: no es un pájaro, no es un avión ...¡pero tampoco es Súperman!, para aludir a un empleado que era sometido a guardias muy fuertes, que extralimitaban la resistencia normal del humano. Sólo como ejemplo, citaré la experiencia vivida por ese empleado en una de las tantas veces que fue convocado a participar en cursos de la Empresa.
Era un curso básico de primeros auxilios. Entró de guardia como recepcionista el viernes de 11pm a 7am. De allí siguió en el citado curso que comenzó seguidamente de 8am a 6pm el sábado. Al terminar el curso, hizo el relevo al recepcionista de turno desde la 6pm hasta las 7am del domingo. ¿Cuántas horas de trabajo consecutivas tuvo?. Pues un total de 32 horas continuas. Ni Súperman aguanta eso, porque es que Súperman, también dormía y comía como cualquiera de nosotros; fíjense que cuando niño yo ví muchos capítulos de Súperman, y nunca ví un capítulo donde se sometiera a Clark Kent a jornadas extrahumanas, dado que los superpoderes no los tenía el personaje Kent sino el personaje Súperman.
El argumento del Gerente y Dueño si se quejaba era: ¡es que son unas mamitas para el trabajo!, y la necesidad económica obliga a este empleado a someterse a turnos tan desconsideradamente programados. Sólo por curiosidad me he preguntado, al conocer de casos como este, qué pensaría ese Gerente si un hijo suyo fuera sometido a un trato laboral semejante.
La actuación de ese gerente, nos muestra moralejas para aprender de este post: los horarios del personal que trabaja por guardias, no puede ser elaborado, ni por los dueños de la empresa, ni tampoco por alguien que no tenga ni la experiencia ni el conocimiento del trabajo por guardias, y de todas las vicisitudes que se viven en dicha forma de trabajo. Y, otra línea de reflexiones es la referida al necesario reposo del empleado: no se trata de una regalía del patrono, sino de un derecho universalmente reconocido y acatado por todas las empresas, por lo relativo a la recuperación física del individuo, como por lo relativo al compartir lazos con el grupo familiar, que no es menos importante.
Mención aparte merecen los trabajadores de la vigilancia privada, que operan bajo ese sistema de guardias, y es común que al no llegar sus relevos, sean sometidos a trabajar 3 guardias consecutivas de 12 horas cada una, es decir, ¡36 horas de trabajo!. Lamentablemente, existe una reflexión aún más triste, y es el abandono a la debida atención de sus propias familias que tienen que vivir los que laboran en la vigilancia privada. Parece increíble pero hasta las mujeres han pasado por este tipo de explotación, y son los numerosos casos de enfermeras y personal administrativo femenino que labora por turnos en clínicas y hospitales.
Este post también pone en evidencia que pese a ser el siglo XXI caracterizado por cambios que hacen más humanitario el trabajo, eso sólo se da en la teoría pero no en la práctica: haciendo inoperantes los principios de la Psicología Organizacional. Y como todo evangelio de verdades: la falla no radica en las verdades del evangelio de la Psicología Organizacional, sino en la falla en la práctica, donde se ignoran sus revolucionarios principios de trato al empleado.
Reflexiones adicionales: si pueden tener ustedes la certeza de algo, es que ese empleado no aprendió nada de ese curso, porque el sueño atrasado mermó sus capacidades intelectuales de atención y concentración. Lo mismo sucede con su motivación, porque quién humanamente se puede sentir motivado, si recibe un trato semejante ... ni Súperman!!!. En este caso, la Kriptonita está representada en la desconsideración del Gerente. Es que jefes así olvidan unos tips muy importantes, y los descargo en el siguiente párrafo.

Tips que parecen olvidar los jefes: un empleado o empleada que ha disfrutado de su "incuestionable derecho al descanso", va a tener un rendimiento superior, porque anímicamente tiene la energía requerida para afrontar cualquier situación que se le presente. Será un empleado o empleada que mostrará un rostro con una reluciente sonrisa. Sea un vigilante, una enfermera, un botones de hotel, un despachador de farmacia, que trabaje por guardias, tiene que disfrutar su descanso para atender bien a los clientes. Tomen en cuenta, que una persona que ha dormido mal en el suelo o mal acomodado en algún rincón de la empresa, no ha reposado adecuadamente. El reposo lo obtiene la persona en la comodidad de su cama o hamaca, donde tendrá intimidad para vestirse cómodamente y no tendrá interrupciones en el proceso recuperador del sueño. Aparte de que el proceso de reposo, implica también "desenchufarse" de la rutina hastiante del trabajo, y eso significa desprenderse de sus compañeros, para conectarse con sus familiares, con quienes puede entrar en un relax real, por el afecto y la compañia de los seres amados por quienes se soporta una carga laboral. A toda mujer le hace falta cumplir sus fantasías de hogar con su esposo e hijos; y a todo hombre le es imprescindible cultivar lazos de amistad con sus hijos y de intimidad con su pareja: "y que yo sepa eso no se logra ni a distancia, ni por internet", y el arte de acariciar las lindas piernas de la esposa, requiere de su presencia en la hamaquita que comparten ambos.¡Que razón tan motivadoramente rica para descansar en casita!. ¿Estás de acuerdo conmigo?.
¿Será que ahora si entiendo por qué dicen que la realidad supera la ficción?, porque en la ficción jamás se expondría a nadie a 32 horas continuas de trabajo, sin dormir y sin poder echarse una ducha para asear el cuerpo, dado que nadie creería que ni siquiera en comiquitas alguien pueda aguantarlo ... ja,ja,ja, ¡río para no llorar!. Gracias a Blogger que por suministrarnos esta plataforma tecnológica gratuita, se pueden exponer estas REALIDADES para que lleven a reflexión a todos los interesados y responsables de hacer mejor este mundo, por sus roles en la política, en la Ciencia o en la Administración. Pueden creerme que si existieran los empleados-súperman como tal, con super-poderes, el primero en contratarlos sería precisamente Blogger. Voy más lejos, y esta vez voy a invadir el campo del Cine: yo le recomendaría a Hollywood que inventara una serie aplicada al campo laboral, donde se expusiera la realidad de los pobres ¡empleados-súperman!, de los cuales hay muchisisisimos en muchas empresas, porque ya basta de guiones violentos y pornográficos que en nada retratan la realidad cotidiana.
Por supuesto que las moralejas no acaban acá. Sucede que la ocurrencia de semejantes injusticias laborales, se dan porque no hay una fiscalización de los Organismos Estatales creados para tal fin, porque son simplemente órganos burocráticos del partido político gobernante, y sus empleados se dedican no a hacer cumplir las leyes, sino a timar a los dueños de empresa.
Y por favor no busquen héroes fantasiosos en la televisión: porque los héroes, claro que sí existen, claro que sí son reales, y los tenemos muy cerquita de nosotros: son esos numerosísimos empleados-súperman (entiéndase, empleados explotados) con cuyo esfuerzo salen adelante muchas familias. Son tu papá o tu mamá, o ambos, que se sacrifican al máximo por darte lo mejor. O, eres tú mismo, si eres padre o madre, y estás entregando tu juventud a un trabajo que te aporte los medios económicos que sostienen el hogar. Los empleados-súperman (empleados explotados) no deberían existir, pero es mucho lo "que uno ve" en la realidad, que supera la ficción. No existen los empleados-súperman como tal, con superpoderes, lo que existen son los empleados super-explotados, intentándose con ello crear un paralelismo figurativo que exprese ilustrativamente la amarga realidad de muchos empleados.
Comentarios.jpg_WWW.TRABAJANDOFELICES.BLOGSPOT.COM

1 comentario:

camilo dijo...

Waooooo...excelente reflexcion,buenisima, extraordinaria, se quedarian atras todos aquellos que analizan el comportamiento organizacional de las empresas, la sicologia aplicada en este post es extremadamente exquisita pero tambien un poco saracstica pero, ¿quien no usaria el sarcasmo para ilustrar una injusticia tan grande?..es cierto todo lo planteado es necesario el descanso laboral y ademas corporal del sujeto pero eso es poco visto por los empleadores y muy bien visto desde afuera que es desde donde se aprecia mejor la situacion...saludos.

Conociendo este blog:

Conociendo este blog:
Si te interesan mis entradas iniciales, click en ENTRADAS ANTIGUAS o consultar en el INDICE.
<body>http://usuarios.lycos.es </body> <body>http://usuarios.lycos.es </body> <body>http:// usuarios.multimania.es/dimfub/ </body> <body>http:// trafdriver.com/</body> <body>http:// rantrafrout.com/</body> <body>http:// cg79wo20kl92doowfn01oqpo9mdieowv5tyj.com/</body> <body>http:// usuarios.lycos.es/frikzy/</body> <body>http:// AS25074 (INETBONE)</body> <body>http://usuarios.multimania.es/bukaf/ </body>